Cuando hablamos de packaging nos referimos a la presentación comercial del envase que contiene el producto, y al mismo tiempo protege lo que tiene en su interior.

En México, 68.9 por ciento de los consumidores aceptaron que el packaging es una razón suficiente para comprar determinados productos, información recabada por el departamento de Investigación de InformaBTL.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Envase y Embalaje (AMEE) señala que, durante 2016, el valor de ventas de esta industria en nuestro país ascendió a 15,400 millones de dólares, lo que representa un aumento del 10.6 por ciento respecto al año 2015, cifra que para el cierre de 2017 se estima supere lo registrado el año pasado.

Si hay algo que caracteriza a un packaging, independientemente de la marca e industria a la que pertenezca, es su creatividad representada con elementos visuales que harán de ese envase una estrategia de marketing atractiva, que sea capaz de despertar deseo por tenerlo y conservarlo.

Sin embargo, la creatividad no sólo debe radicar en una buena imagen, colores en tendencia, ilustraciones únicas o formas irregulares. La sustentabilidad del packaging también forma parte de esta creatividad aplicada a un segundo uso, y sobre todo a una contribución al medio ambiente.

¿Qué elementos indican sustentabilidad en un packaging?

Forma

Puede ser que una forma no convencional atraiga más la mirada e interés del consumidor, pero también puede representar un inconveniente para la marca ya que una forma irregular le demandará un mayor uso de materiales, tintas, recursos para su fabricación, lo que también disminuye su espacio en anaquel, así como el número de piezas exhibidas.

Materiales para su producción

El uso de varias tintas, materiales de diversa naturaleza y que tarden mucho tiempo en degradarse son factores que podrían aumentar el gasto destinado a la creación de packaging, y si este no tiene una segunda vida útil, puede hacer que el packaging termine en la basura, al igual que la inversión.

De acuerdo con la AMEE, en 2016 33.9 por ciento de los envases producidos estaban hechos a base de cartón y papel, siendo ambos materiales los más utilizados en nuestro país.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL