Internacional.- Una forma alternativa de promoverse como profesional y que los empleadores o contactos difí­cilmente se olviden de una persona que les entregue una tarjeta de presentación, es que se vuelvan un objeto comestible. Aunque los datos después estén en el estómago de alguien.

tarjeta-de-presentacion-comestible.jpg

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL