Desde hace más de 10 años, me he infiltrado, amado, documentado y vivido experiencias afortunadas y desafortunadas con las nuevas tribus urbanas. Me dedico a recolectarlas y compilarlas. Como un coleccionista de identidades urbanas y sub culturas. Son como mariposas, como un enjambre de deseos y necesidades de sentido de pertenencia. El espíritu tribal consiste en que los humanos sobrevivan y evolucionen en las ciudades en busca de su sentido de vida y de pertenencia, también la filosofía tribal busca sacar del anonimato a los elementos de las tribus urbanas para, si se dejan, etiquetarlos. No como una etiqueta de producto, pero sí como un nombre urbano y de identidad. También como un segmento de mercado y como elemento clave en mercadotecnia tribal.

Ahora observo y detecto un fenómeno interesante en la sociedad. Desde mi punto de vista como científico social, identifico que existe una escisión o un capítulo dentro de las nuevas tribus urbanas: Las familias urbanas.

¿Qué las compone? Son grupos tribales que no necesariamente se caracterizan por su igualdad de formación. Es decir, no están uniformados en cuanto a un estilo de vida, vestimenta, moda o gustos y necesidades. Ahora que legalmente existen diferentes tipos de familias como las monoparentales, pluriperentales, convencionales y de multigénero, las familias urbanas ya están aquí para vivir, usar contenidos, comprar y amarse.

¿Cuáles son los componentes de una familia urbana?

Se van formando por la empatía de vida y el sentido de super vivencia.

Están formadas por multi culturas. Es decir, hombres y mujeres de diferentes tribus urbanas o estilos de vida, edades, preferencias y géneros.

Se constituyen de forma orgánica, práctica y de acuerdo al uso de lazos para lograr objetivos comunes y combatir la soledad.

Surgen en ciudades cosmopolitas, masivas y densas.

Son de ideas diferentes y de preferencias sexuales muchas veces contratantes.

Son sólidas e indivisibles. Y no discriminan o apartan de otros grupos tribales a sus miembros.

Se reúnen en formatos fáciles y dinámicos. Como empleadas domésticas con sus jefes, amigos y compañeros, vecinos. Las conforman muy diferentes miembros y su alienación es heterogénea por naturaleza

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anteriorMarcas buscan recuperar espacios públicos
Artículo siguienteCómo elegir una herramienta de BI (Business Intelligence)
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.