Correo gris, ¿sabes cuáles son?

338
Gabriel Jiménez, columnista InformaBTL
Gabriel Jiménez, columnista InformaBTL

Qué pasa con el correo promocional que aceptamos recibir pero que rara vez o nunca abrimos. Me refiero a las veces que nos registramos para recibir correos:

  • Ya sea en una tienda donde nos piden la dirección de correo después de la compra
  • Donde nos piden el correo electrónico para poder tener acceso a internet gratuito
  • Cuando queremos descargar contenido de un sitio, pero nos pide un correo

En esos casos lo damos sin problema, pero en realidad no nos interesan sus mensajes u olvidamos que lo hicimos. Es entonces cuando esos mensajes se identifican como correo gris.

Ésta es una nueva clasificación que cae justamente entre los correos que aceptamos recibir y que realmente abrimos, leemos y hacemos clic en su contenido contra, los correos que nos envían sin aceptarlos, correos no solicitados. Éstos son calificados como correo basura o spam.

El correo gris es aquel que llega a nuestra dirección, pero es reorganizado por el cliente de correo electrónico en carpetas diferentes por ejemplo, gmail ordena los mensajes en promocionales, compras, finanzas, etc. O el de Outlook que lo coloca en la carpeta de “otros” correos.

La importancia de esto radica en que, si los proveedores de correo electrónico determinan que el mensaje no es interesante para el usuario, automáticamente lo pondrán en una carpeta distinta de la bandeja de entrada.

Buscando que en la bandeja de entrada estén solamente los correos que realmente son relevantes para el usuario y para no distraer su atención con otros mensajes con los que nunca interactúa.

A diferencia del correo basura o las trampas de spam que afectan la reputación de quien los envía, los que mandan correo gris no se ven afectados en su reputación, lo único que sucede es que sus mensajes tendrán muy poca probabilidad de ser vistos por el usuario al no llegar a la bandeja de entrada.

Por tanto ya no es suficiente con tener una base de datos grande, que enviemos miles o millones de correos.

Lo importante es que los contactos que tengo en mi lista de envíos, estén los que realmente se interesan en mis mensajes.