El Kaizen es una forma de pensar y por lo tanto una manera de actuar y, en el mundo de los negocios, las empresas que triunfan a menudo son aquellas que aplican de una u otra forma esta filosofía.

En pocas palabras, la filosofía Kaizen nos pide enfocarnos en los sistemas y herramientas para la solución de problemas, los cuales deben mejorar la competitividad de la empresa, y a la vez, su rentabilidad y supervivencia.

Gracias a estas ideas tu agencia puede mejorar distintas etapas de producción. El proceso de mejora debe estar presente en todos los colaboradores de tu agencia, desde los directivos hasta los operativos. El cambio a mejor debe verse reflejado en acciones concretas y simples.

De acuerdo a los expertos, en las siguientes áreas hay oportunidades para aplicar esta filosofía:

  1. Complicados canales de comunicación
  2. Falta de manuales de procedimientos
  3. Inadecuadas instalaciones
  4. Falta de control interno
  5. Falta de capacitación

De esta manera, implementando el Kaizen en tu organización lograras corregir las áreas de oportunidad mencionadas y, se obtendrán beneficios como:

  1. Reingeniería de procesos
  2. Reducción de tiempos en cada actividad
  3. Eliminación de actividades innecesarias
  4. Reducción de costos
  5. Aumento de ahorros

Aplicar el sistema Kaizen a fondo exige poner en marcha acciones correctivas para lograr un mejoramiento continuo. La mejora continua es un sistema muy simple y sencillo de aplicar solo hay que observar el proceso, identificar una mejora, aplicarla y continuar sucesivamente.

En suma, la integración de la filosofía Kaizen en tu organización requiere: disciplina. Comenzar a realizar pequeñas mejoras significará mucho. Y efectivamente, esos pequeños detalles pueden hacer gran diferencia entre las empresas, con la mejora de cada uno de los empleados dentro de sus funciones o actividades se obtendrá una gran aportación a la empresa y esta mejorará en su calidad de sus procesos y servicios prestados.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL