Hoy en día prescindir de las redes sociales en una estrategia de marketing ya no resulta conveniente, pues a través de estas plataformas una marca no solo puede interactuar con su audiencia, sino también incentivar en los usuarios el deseo de comprar sus productos. Y para impulsarlos aún más, recurrir a los microinfluencers es una gran opción.

A diferencia de una celebridad o atleta, un microinfluencer no cuenta con audiencias tan grandes; sin embargo, tener una menor cantidad de seguidores es algo que resulta favorables, pues el contacto con ellos es mucho más constante y se da una mejor interacción.

Según SocialPubli.com, un 77 por ciento de estos influenciadores publican diariamente en sus redes sociales, además de que del total de ellos un 47.7 por ciento suelen estar conectados hasta 5 horas diarias a sus cuentas de social media.

Puedes consultar: ¿Cómo impactan los microinfluencers en la decisión de compra?

Impulsores de engagement

Gracias a que su comunicación es mucho más directa con sus audiencias, que responden a las sugerencias de sus seguidores y que las cosas que hacen o recomiendan son mucho más adoptadas e imitadas por su público, son razones por las que una marca solicita sus servicios.

En entrevista para InformaBTL, Teresa Gutiérrez, directora de Marketing de Mattel México dijo que el hecho de que unan marca como la que lidera aún apueste por los microinfluencers se debe a que con su ayuda se optimiza el engagement, pues a través de sus recomendaciones y contenido generado alrededor de un producto resultan mucho más creíbles y auténticas, lo cual hace que las probabilidades de una compra se eleven.

Un gráfica de Statista sobre los formatos más efectivos para los influencers muestra que los posteos en Instagram es el más efectivo de todos, según un 78 por ciento de los especialistas en marketing a nivel mundial.

A este formato le siguen las historias en dicha red social (73%), videos en YouTube (56%) y videos en Instagram (54%).

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL