Todo nuevo emprendimiento tiene una meta en común: el primer cliente. Todos los grandes esfuerzos se pueden resumir en un solo momento: la primera transacción. Asimismo, podemos afirmar que las Pequeñas y medianas empresas (Pymes), se encuentran en un entorno realmente complejo, en un cambio de época al que se deben adaptar de forma rápida, en el que las redes sociales y los nuevos dispositivos móviles están integrando el mundo online con el offline y acercando las marcas al consumidor, y donde el comercio electrónico crece cada año a un ritmo imparable.

No obstante, en este camino de cambios es importante que las Pymes también logren reinventárse en cuanto a la práctica del marketing. Hoy más que nunca las estrategias de marketing, específicamente BTL, son las que deben predominar para sorprender al cliente de forma sencilla, cómoda, responsable. Sobre todo, para ofrecer nuevas experiencias en el punto de venta.

Al igual que una nueva empresa, el marketing de guerrilla incluye reconocer la gran cantidad de oportunidades que se encuentran ahí afuera y explorar cada una de ellas.

Además, el mercado está en constante cambio, por ello, se ha vuelto más relevante el uso del Guerrilla Marketing, principalmente, porque los consumidores olvidan muy rápido. De igual manera, la competencia, es decir, los negocios más grandes no se rendirán al ver las tácticas utilizadas por los pequeños negocios.

Al final, las personas gastan dinero para hacer compras, pero si tu negocio no les llama, no los diriges hacia el punto de venta para que vean que lo que tienes para ellos, difícilmente ellos gastarán su dinero en tu negocio.

Por eso debes preguntarte si tus estrategias de marketing están tomando en cuenta las herramientas del Bellow The Line, en esta ocasión el Guerrilla Marketing. Cabe señalar que, permite a las empresas y especialmente a las Pymes, tener el conocimiento de los consumidores. Y este tipo de estrategias son una buena forma de iniciar a tener presencia en el mercado desde cero. Considera invertir en Guerrilla Marketing como medida obligatoria. Al final, si el concepto es muy bueno, la marca brillará y traerá más beneficios de los que imaginas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL