A poco menos de un mes del inicio de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el combate al zika continúa siendo una prioridad de los brasileños, que incluso han creado ropa antizika, prendas especiales para embarazadas con capacidad de repeler al mosquito aedes aegypti.

En una iniciativa precursora en América Latina, dos empresas brasileñas usan desde hace algunos meses la planta de la citronela y la substancia industrial permetrina para revestir varios tejidos y evitar la aproximación del insecto, que también transmite el dengue y el chikunguña.

La ropa de una de las compañías está ideada principalmente para las gestantes, las más vulnerables al zika, un virus que algunos estudios han relacionado con el aumento de casos de microcefalia en Brasil, país que albergará los Olímpicos a partir del 5 de agosto.

El tejido de las prendas toma un baño de critonela a través de la nanotecnología, lo que, según sus creadores, garantiza una protección incluso después de las primeras lavadas.

La ropa antizika fue creada a comienzos de este año, poco después de que saltaran las alarmas sobre el zika, un virus que mantiene en vilo a los turistas y atletas que a partir del 5 de agosto se concentrarán en Río para los Olímpicos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL