#HacerElBienHaceBien es el nombre de la reciente campaña de promoción implementada por Hershey’s, misma que ha sido fuertemente criticada en redes sociales, y acusada por los propios usuarios de clasista.

Para esta estrategia de marketing, la compañía de confitería de origen estadounidense se alió con algunos influencers quienes se encargaron de repartir a personas de escasos recursos y situación vulnerable barras de chocolate, para después subir una fotografía de ese acto en sus cuentas de Instagram, bajo el mencionado hashtag.

Poco después de comenzar con la publicación de fotografías, usuarios de estas plataformas digitales iniciaron una conversación alrededor de la campaña, la cual ha versado en comentarios negativos.

Aun cuando la marca no ha hecho comentario público alguno en sus redes sociales oficiales, ya circula un comunicado en el que Hershey’s lamenta lo sucedido con su campaña, además de ofrecer una disculpa a aquellos que hayan resultado ofendidos, debido a una inadecuada ejecución.

De igual forma se menciona que la campaña ya ha sido retirada, aunque hace hincapié en que su objetivo era inspirar empatía entre sus consumidores al realizar buenas acciones. Sin embargo, lejos de lograr este efecto, se consiguieron comentarios negativos hacia la compañía, su campaña y los propios influencers.

Según información de Statista, incrementar la presencia y voz de la marca, llegar a nuevas audiencias y mantener la buena reputación de una compañía, son algunos de los principales objetivos de un influencer, metas que en esta ocasión no se consiguieron.

De acuerdo con cifras de Candy Industry, en 2017 Hershey’s fue la sexta compañía  de confitería con más ventas en todo el mundo, al haber reportado 7,533 millones de dólares. 

Mars Inc. fue la empresa que encabezó la lista con 18 mil millones de dólares en ventas, seguida de Ferrero Group y Mondelez International con 12,000 y 11,560  millones de dólares, respectivamente.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL