Lo bueno y lo malo en la multi-activación de Vogue Fashion´s night out

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Por Paco Santamarí­a
Correo: [email protected]
Twitter: @pacosantamaria

Activar, convocar y producir eventos de alta moda es un trabajo complejo. Hay muchos egos de por medio, presión, preparación y poco tiempo. Trabajar para un marca que vende moda exige por obvia razones ser perfecto. Mucho de lo que vende la moda es actitud, estilo y estética perfecta. Porque si vendes moda e innovación y más alta moda, es crí­tico que prediques con el ejemplo. Un mundo del fashion es un ambiente pretencioso, pero no deja de estar rodeado de calidad, inteligencia y perfeccionismo, ¿Y cómo se debe abordar a un cliente fashion? No asumiendo y concentrándose en la personalidad de cada marca, eso dicta mucho la forma en cómo se comunican con su audiencia. Al final, la moda también es una herramienta que comunica nuestra identidad, lo que pretendemos y nuestro ser.

El pasado 8 de septiembre, el equipo de la editorial Conde Nast y más del de Vogue se levantaron muy temprano seguramente, pues a nivel mundial es su dí­a de la moda. Eva Hughes, la editora en Latinoamérica, recorrió toda la ciudad entre los micro eventos de todas las marcas afiliadas en el evento. ¿Cuál es el objetivo de Vogue con esto? Hacer y generar alianzas. Branding. Hoy en dí­a, las marcas en el mundo editorial lo tienen muy complicado, porque la gente cada dí­a usa menos papel. Por lo mismo tienen que hacer ruido para prevalecer y no desaparecer frente a los blogs de moda que cunden por toda la web. Tienen que generar credibilidad y construir marca. Por eso se lanzaron de forma democrática a sumar fuerzas y recursos con marcas de moda, retailers y centros comerciales. Simple: unidos hacemos más ruido y gastamos menos. El volumen de marcas logra mejores negociaciones.

Lo bueno: A todo mundo que le interesa la moda, le llegó el mensaje: Vogue=alta moda. La cobertura. Por todos lados aparecí­an í­conos del evento, fiestas y afters. Todos le sacaron jugo para sus intereses.

Retailers como El Palacio de Hierro activaron en el momento, mediante trivias en Twitter a los que asistieron, dieron buenas rebajas y convocaron bien. El camionsito inglés de la tienda Common People que hacia mucho ruido en su recorrido por Polanquito con la imagen de Vogue y la tienda (Alguien me dijo que ni les costó nada, jajaja, lo mejor de la vida es gratis). Es un evento que generó entusiasmo y un movimiento de fashionistas con ruido. Que fue una macro activación con eventos micro.

Lo malo: Mala información en agenda de eventos porque se cruzaban eventos importantes en el mismo horario. Falta de comunicación efectiva a los que asistieron. Logí­stica, entendible con la suma de tanta marca y mercados.

VFNO buen precedente. Buen potencial. Mucho que mejorar para la próxima.

Recomendación del día
Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.