La creatividad y el ingenio mexicano son cualidades muy reconocidas y valoradas en todo el mundo. Ellas han impulsado a distintas personas a crear empresas valiosas dentro de territorio nacional. Compañías que han trascendido las fronteras de México y han llegado a distintos lugares del planeta. Teniendo esto como marco de referencia es que ha nacido el distintivo Creado en México, sobre el cual tuvimos la oportunidad de platicar con Lalo Duron, quien es director general de Big y creador de esta marca, la cual ya ostentan algunas organizaciones de la talla de Kidzania.

Creado en México
Cortesía de Creado en México

Al preguntarle a Lalo Duron cuál fue el origen de este distintivo, el directivo comentó que tuvo la oportunidad de asistir a distintos eventos en los cuales, los ponentes mencionaban “¿qué prefieres? ¿Hecho en México o creado en México?”, lo que lo puso a pensarlo al respecto.

“Vamos a dejar atrás Hecho en México, que en su decreto presidencial dice que es para identificar a los artículos producidos o manufacturados en México. Creado en México va más allá y lo que busca es estimular la creación artística, literaria, de productos, de servicios, de comunicación, de marketing, musical… lo que tenga que ver con las mentes que crean”, explica Lalo sobre las diferencias entre estos dos importantes distintivo.

Pero, ¿qué es lo que se necesita para tener que una empresa tenga el distintivo Creado en México? “El único requisito es que sean cosas productos de mentes residentes en nuestro país y que tenga propósito o una intensión, sea una obra, un producto, un servicio o un invento. Cosas de ese tipo. Y que sean legítimas”, comentó Lalo Duron, quien también mencionó que preferentemente deberían de contar con su respectivo registro ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) o ante el Instituto Nacional de Derechos de Autor (Indautor).

En el portal electrónico de Creado en México se menciona que las cualidades con las que debe contar aquello que se desea que tenga el distintivo es que debe ser de origen mexicano, deben existir pruebas de su existencia y además necesita una prueba de calidad.

“En México creamos cosas padres. Vamos a dejar al mundo saber que somos capaces de crear, que somos capaces de concebir cosas bien bonitas, útiles, que hacen del mundo un lugar mejor”, explicó Lalo Duron.

Además de Kidzania, otras de las empresas que ya cuenta con esta distinción, de acuerdo con información de El Financiero, son la EGADE Business School de Tecnológico de Monterrey, Vinos Cuna de Tierra y Vive tu viaje.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL