La tasa de desempleo en México sigue siendo un tema prioritario y necesario de analizar, esto a fin de encontrar soluciones que ayuden a las personas que hoy en día buscan colocarse en una empresa, y al mismo tiempo para contribuir en el crecimiento del país. Ante la incertidumbre, el outsourcing es un modelo de trabajo que ha cobrado mayor relevancia para las compañías a nivel nacional.

A pesar de que esta forma de trabajo ofrece ventajas para las corporaciones, esto en ocasiones no se replica en la vida del trabajador, quien en algunos casos se tiene que enfrentar a una falta de prestaciones de ley como seguro social, aguinaldo o vales de despensa.

Ante las diferencias y posturas a favor y en contra de esta manera de trabajar, el mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador propuso a los senadores llevar el tema a una consulta para así escuchar a todos los involucrados, a propósito de la reforma en contra de las subcontrataciones, como también se le conoce al outsourcing.

Así mismo el presidente expresó que si bien se ha sugerido llevar a cabo esta consulta, la última palabra correrá a cargo del Senado, por lo que solicitó confiar en la decisión que tomen con respecto a las posibles modificaciones que se harían a la Ley Federal del Trabajo, así como a la Ley del Seguro Social, ambas en materia de subcontrataciones.

Datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) indican que, en México, las agencias de colocación vía outsourcing, sumaban un total de 337 hasta abril de 2019.

Por su parte la World Employment Confederation muestra que había más de 900 empresas que se dedicaban a la tercerización y de las cuales solo 100 de ellas contaba con registro ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

Te recomendamos: Outsourcing, por estos motivos debe ser regulada cuanto antes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL