Por: Paco Santamarí­a
Correo:[email protected]
Twitter: @pacosantamaria

Cuando viví­ en España entendí­ lo que eran las rebajas. Hasta generan nota en los medios porque ya es una tradición ver escenas en los primeros dí­as de enero de cómo la gente monta guardia para esperar las ofertas. No sólo es una moda , es desde hace ya tiempo un indicador macroeconómico. Es un furor que existe en los clientes por ahorrar.

El principal motivador de compra es el ahorro, o la sensación de ahorrar, ¿Cómo tropicalizarlas para México? Primero hay que entender la idiosincrasia del México en el que vivimos hoy. Para todos nosotros los mexicanos, enero es muy difí­cil. La economí­a mexicana parece muy perezosa. Tarda en levantarse mucho. Para muchas agencias enero es complicado, muchas veces sólo hay gastos fijos y pocos ingresos. Caray , sí­, así­ es la cosa. Este es el universo que nos tocó vivir y esto es lo que hay en el mundo de la mercadotecnia en México.

Digamos que enero no es el mejor mes para el mercado de la publicidad en nuestro paí­s. Ni cuando más fluye el dinero de las marcas para activar. Lo que importa es darle la vuelta a la tortilla y sacar lo mejor de lo peor. Por ejemplo, en España que es un paí­s que vive hoy una crisis sin precedentes, y que ya hay una historia en el mercado de promociones invernales de más de veinticinco años. En 2012 en esta temporada de rebajas, que por cierto adelantaron desde hoy, cada español gastará en promedio noventa euros que supone un incremento de un 5.8%  comparado con esta misma temporada el año pasado, según la FUSI (Federación de Usuarios Consumidores Independientes).

El 74% de lo españolas piensan gastar más este año que en 2011 y ¿En qué gastan? 78% ropa, 11% complementos (Hogar, consumibles, etc) 6% nuevas tecnologí­as y 4% ocio y tiempo libre. Y no gastan tanto por las promociones , es por la sensación de ahorro en los clientes. Muchos clientes esperan para comprar con descuentos hasta del 50% en enero.

Pero, ¿Y México? Aquí­ tenemos nuestra cuesta de enero. ¿Por qué no lo aprovechamos? Y un poco en todo, propongamos creatividad, estrategias y activaciones en la temporada de navidad y como añadido propongamos en el mismo paquete la temporada de rebajas a nuestros clientes y sí­, también que nuestros honorarios se reduzcan, alineados a las rebajas. Con precios y perspectiva de rebajas. Así­ lograremos un plan integral, con soluciones reales y a la medida. A enero hay que darle buena cara. Y aprovecharlo porque en las rebajas , las que más compran son las mujeres. Por su mentalidad de administradoras y de ahorro, ¿O qué? ¿En esta temporada hay que ser mujer para entender muy bien lo que pasa en el mercado?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL


Artículo anteriorUn kit para dejar de fumar
Artículo siguiente100 cosas que vigilar en 2012 : JWT
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.