Visto desde diferentes perspectivas, lo cierto es que la incursión de las empresas en internet continúa siendo a todas luces positiva.

Tan sólo para ponerlo en contexto, se calcula que en 2013, 41 por ciento de los usuarios globales en la red hicieron compras a través de este medio, de acuerdo con Statista, siendo China, Alemania, India, Brasil y Reino Unido, algunos de los países en los que el eCommerce se ha desarrollado.

En la actualidad, dicha esta estrategia de compra y venta de productos y servicios a través de medios electrónicos representa una gran oportunidad no solamente para Norteamérica, considerado el mercado regional más grande del mundo para las compras online, sino precisamente para México, país en el cual, el eCommerce ha mantenido un crecimiento constante y que, tan sólo en 2014, llegó a estimarse en 162 miles de millones de pesos, 34 por ciento arriba en comparación con el año anterior, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

Es importante considerar algunas estrategias digitales que han sido implementadas por más de una marca con resultados favorables:

Desde códigos o cupones digitales pasando por monederos electrónicos, lo cierto es que las estrategias de promoción se han adaptado con éxito a la época moderna en la cual, la consigna continúa siendo “mobile first”.

Como ejemplo de lo anterior se halla la Starbucks Card que permite cargar desde 50 hasta 2 mil pesos para adquirir cualquier producto en las tiendas participantes de esta cadena de cafeterías y no solamente puede adquirirse de manera física sino también digital; teniendo esta última la ventaja de ser más ágil de utilizar para los consumidores, mientras que a la marca le permite tener un mejor control sobre ella.

Existen empresas especializadas en diseñar estrategias que ayudan a difundir los beneficios que ofrece un programa de recompensas como este. Un claro ejemplo es Quantum. El análisis para implementar el alcance de los beneficios de cierto sistema de recompensas es fundamental para exponenciar el éxito de una estrategia. En esta caso, agencias como Quantum, logran a través de una selección de mercado más variada, o mejor dicho, amplificada, exponenciar lo que en principio puede quedar reducido a un nicho, logrando más beneficios no sólo para la marca involucrada, sino  también a empresas por ejemplo, recompensando a sus colaboradores con una prestación más como lo es en este caso la tarjeta en cuestión.

Se trata de situar al consumidor en el centro de la estrategia de la marca con ayuda de las plataformas tecnológicas tales como las redes sociales, por ejemplo, sin dejar de lado el mismo trato, seguridad y confiabilidad que éste recibiría en persona.

Uno de los mejores ejemplos de consumer centric lo representa la plataforma digital del equipo de futbol italiano, A. S. Roma, quien rediseñó completamente su sitio de internet tomando en consideración las sugerencias de sus fanáticos.

Consiste en unificar los canales de venta online y offline aprovechando los dispositivos tecnológicos (smartphone, tablet, laptop, etcétera), lo que permite incrementar la confianza de los consumidores, puesto que una gran parte de ellos decide conocer el producto físicamente antes de comprarlo en línea.

Cuyo ejemplo lo representa House of Frazer, tienda de regalos, productos de moda, belleza y accesorios para el hogar en el Reino Unido, quien en 2011 decidió abrir un local en el que no contaba con ningún producto sino que más bien le ofrecía a sus clientes la experiencia de descansar en un lugar agradable y realizar sus compras en línea desde ahí.

Una de las principales ventajas de la tecnología en la actualidad nos permite adaptar la experiencia de cada uno de nuestros clientes según sus necesidades.

Como ejemplo de lo anterior, tan sólo haría falta mencionar plataformas como Netflix o Spotify, las cuales, a final de cuentas, brindan el mismo servicio de poder ver series y películas, en el primer caso, o escuchar música en línea, en el segundo; aunque siempre de acuerdo con los gustos particulares de cada usuario.

Siendo las estrategias digitales anteriores, ejemplos que nos permiten afirmar que aquellas empresas que no se adapten a los nuevos tiempos corren el riesgo de volverse menos competitivas, sin olvidar el hecho de que México representa una enorme oportunidad de crecimiento en este sector, considerando que el eCommerce actualmente está valorado en 16,000 millones de pesos y cuya tasa anual de crecimiento en la actualidad es tan sólo de 40 por ciento.

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL