Zebra Technologies en su Estudio sobre la Industria de Comercio Minorista 2017, señala que las tiendas especializadas, grandes almacenes y supermercados son los más interesados en integrar herramientas tecnológicas con la finalidad de mejorar la experiencia del cliente, aumentar ganancias, reducir costos operativos, controlar la competencia y mejorar el manejo de inventario.

Según la firma, el objetivo es generar información concreta sobre los hábitos y patrones de compras de los clientes para determinar las estrategias de negocio. Actualmente, las tiendas están probando plataformas de microlocalización para capturar más datos, mejorar la precisión y el conocimiento sobre sus clientes, identificar cuales pasillos y productos prefieren los clientes, y analizar lo que hacen los consumidores en la tienda para ver si resultan o no en una venta.

Cabe señalar que una de las tecnologías que está permitiendo manejar grandes volúmenes de datos en el punto de venta para mejorar la experiencia del cliente es el Internet de las Cosas (IoT). En mercados como Norteamérica, los retailers están integrando sensores en los estantes para la verificación automatizada de inventario, más que otra parte del mundo.

En Latinoamérica, se está utilizando el IoT para personalizar la experiencia de los clientes dentro de las tiendas. En cuanto a Europa, los retailers se están centrando en la localización. Mientras que en Asia Pacífico, las tiendas minoristas encuestadas indican que el IoT les permitirá mejorar la experiencia online y offline.

PointSource en su reporte The State of the Mobile Experience, presenta las tácticas de mobile marketing más utilizadas en las minoristas estadounidenses hasta abril de 2016. Durante una encuesta realizada a minoristas, se encontró que el 57 por ciento de los minoristas usaban cupones móviles para promover sus promociones, seguido de otras formas de pago, programas de lealtad, notificaciones, entre otros.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL