La era digital ha traído consigo muy grande variedad de nuevos canales de comunicación, como es el caso de las videollamadas o incluso las redes sociales. Considerados por algunos como parte de éstas últimas, los sistemas de mensajería instantánea se han popularizado por la rapidez con la que transmite información y la manera relativamente sencilla en que hacen esto posible. Incluso han sido considerados por algunas empresas para hacer estrategias de mercadotecnia, como es el caso del WhatsApp Marketing. No obstante, esta herramienta tiene ciertas peculiaridades que hay que tener muy presentes.

WhatsApp Marketing se puede considerar como una estrategia de mercadotecnia, puesto que, a una cierta base de datos de personas se hacen llegar mensajes de marca por medio del sistema de mensajería.

En el entendido de que puede surgir una crisis de marca, es mucho más difícil llevar un control de problema y procurar minimizar los daños. ¿Por qué? Si bien es cierto que conocemos, al menos en parte, a la gente a la que nos estamos dirigiendo, es probable que ellos transmitan información o comentarios negativos a sus contactos a los cuales no se tiene acceso y con los cuales difícilmente se puede establecer una comunicación.

Por lo tanto, habrá que ser muy sutiles con la información que se emite a través de la estrategia de WhatsApp marketing.

Es fundamental también que todas las personas que se tienen integradas en las bases de datos de la estrategia de WhatsApp Marketing estén conscientes y hayan aceptado que se tenga su información y que puede ser enviada para mandarle mensajes promocionales.

En dado caso de que la gente no esté consciente o no se le haya solicitado permiso explícito para almacenar y usar su información, es probable que, en el mejor de los casos, la estrategia de WhatsApp Marketing pierda efectividad; en el peor de ellos, pueda implicar sanciones de tipo legal.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL