De acuerdo con un juez federal de estados Unidos, dos clientes del retailer de café, Starbucks, pueden proseguir en una demanda en la que acusan a la cadena de cafeterías de no llenar completamente sus lattes.

Thelton Henderson, juez de distrito de San Francisco, señaló el viernes que los demandantes pueden pedir que Starbucks Corp los compense por daños en su propuesta de demanda colectiva, que incluye fraude y publicidad engañosa.

A Starbucks se le acusa de cobrar de más a sus clientes sistemáticamente al servir lattes que son un 25% más pequeños, según una receta adoptada en 2009 para ahorrar dinero en leche.

Los demandantes, Siera Strumlauf de San Francisco y Benjamin Robles de Carlsbad, dicen que Starbucks exige que sus baristas usen recipientes para calentar la leche con una marca de llenado muy baja, y que dejen un cuarto de pulgada de espacio libre, aproximadamente 0.6 centímetros, en los vasos.

Argumentan que esto perjudica a los clientes porque los vasos “alto”, “grande” y “venti” (veinte) tienen exactamente 12, 16 y 20 onzas.

El portavoz de Starbucks Reggie Borges dijo el lunes que la compañía cree que la demanda no tiene mérito y que se defenderá de las acusaciones.

Agregó que si un cliente no está satisfecho con la preparación la política de la empresa que “gustosamente se volverá a realizar”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL