Por: Luis Miguel Hernández
Twitter: @luismiguelhdz
email: [email protected]

La música siempre ha cautivado nuestro oí­do y no sólo eso, también los demás sentidos se activan al escuchar una de nuestras canciones favoritas. La música nos acompaña durante toda la vida, normalmente en casi cualquier ambiente podemos escuchar una canción de fondo.

Más de Luis Miguel Hernández:
Pensando Digital. Replanteando la inversión Online
Pensando digital: ¿Existe una forma correcta de manejar el Activismo Digital?

Los formatos musicales han evolucionado radicalmente, pasando desde el vinyl, cassette y disco hasta llegar a los archivos digitales. En nuestro bolsillo podemos traer miles de canciones en un pequeño dispositivo móvil, o acceder a ellos desde una plataforma online o cloud.

Los reproductores portátiles con el tiempo se han vuelto más pequeños, cada dí­a es más común ver aparatos chicos con una capacidad de almacenamiento más grande. Nuestros gadgets los sincronizamos con música de nuestro gusto y compras que realizamos en tiendas digitales.

En muchas ocasiones vamos por la calle y escuchamos una canción que nos gusta pero no sabemos cómo se llama o quien la interpreta, nos quedamos con la duda pero sobre todo con la inquietud de tener esa melodí­a y escucharla en nuestros reproductores cuantas veces queramos.

Para eso se crearon aplicaciones como Shazam, SoundHound, Midomi, Gracenote’s Music ID Stream o Musipedia. Shazam es una aplicación para dispositivos móviles que incorpora un servicio que permite la identificación de música.

Shazam se aprovecha del micrófono que llevan incorporados los dispositivos móviles para poder grabar una muestra de música que se esté reproduciendo. Una huella digital acústica se crea a partir de la muestra y se compara con una base de datos para encontrar coincidencias. Una vez hecha la relación, el usuario puede recibir información tal como el tí­tulo de la canción, artista, álbum, enlaces de interés a servicios como iTunes, YouTube, Spotify o Zune, así­ como también sugerencias de otras canciones relacionadas.

Shazam puede identificar la música en cualquier lugar: desde la radio, la televisión, el cine o en una tienda, la limitación la encontramos en que sólo puede funcionar con música pregrabada, es decir, no puede encontrar canciones cantándolas o tarareándolas, de igual forma no podemos esperar que nos identifique ruidos.

Y hay algunas marcas que han logrado llevar esta experiencia un paso más allá. Aprovechando la tecnologí­a y estas aplicaciones hechas para “descubrir” música para ampliar este concepto y realizar campañas, estrategias y ventas no sólo de música a través de esta aplicación, sino generar bases de datos, descargas, suscripciones, fidelización, experiencia de usuarios o ventas a través de este descubrimiento y es por eso que ahora podemos ver en otros paí­ses spots de medios tradicionales que se pueden Shazamear y nos lleva a contenidos extras para ver material adicional a la campaña.

Un ejemplo es el comercial de Pepsi Max con Lionel Messi, Didier Drogba, Fernando Torres, Frank Lampard, Sergio Agí¼ero, Jack Wilshere y la música de Calvin Harris, el anuncio de 30 segundos nos lleva a contenido extra en donde podemos comprar la canción, las playeras, etc.

En nuestro paí­s aun no se ven este tipo de campañas digitales, pero les puedo apostar que muy pronto las agencias comenzaremos a utilizarlas para nuestras marcas. Y tu ¿Qué opinas de estas campañas y de este tipo de integración tecnológica? ó ¿Qué otro tipo de campañas de integración digital has visto en otros paí­ses y te gustarí­a ver en México?

Espero sus comentarios.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL