La forma en que se promociona un producto es quizás uno de los principales retos para una marca, sin embargo, el envase (en caso de así requerirlo), en el que se guarda es la forma más directa para hacer “clic” con el consumidor, ya que muecas veces, éste se deja guiar por el empaque más que por el contenido, de ahí la importancia de crear packaging frescos, sencillos e innovadores.

Notas Relacionadas:
5 packaging que en vez de ser creativos son desastrosos en el punto de venta
5 reglas de oro que rigen el diseño de packaging durante el 2015
5 ejemplos de packaging que te sorprenderán al máximo

En España, la marca de mermeladas La Vieja Fábrica, decidió vender sus productos con un envase que para muchos puede resultar común, empero, dado el contenido resulta muy práctico y convincente.

Se trata de frascos cuya única imagen que tienen es una pequeña etiqueta con el nombre de la marca, el dibujo y el nombre de la fruta de la que está hecha, mismas que está pegada en la parte de enfrente y todo el resto del frasco queda al descubierto, mostrando el contenido.

Con un sencillo vídeo, La Vieja Fábrica, explica del por qué decidieron utilizar este sencillo pero efectivo packaging para diferenciarse del resto de sus competidores.

La marca española sabe como llegar a su target, pues demuestra que con un sencillo empaque los consumidores que vean su producto quedarán atraídos pues les muestra con claridad de que sus mermeladas son hechas 100 por ciento con fruta y no con saborizantes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL