Hace relativamente poco tiempo se dio a conocer que algunas ciudades de China tendrían cámaras de reconocimiento facial, a través de las cuales (cual capítulo de Black Mirror) se vigilaría de manera constante a los habitantes de dichas concentraciones urbanas. Parecía lejano el día en el que eso pasara en la Ciudad de México, pero desde marzo del 2019 se viene anunciado que en el Sistema de Transporte Colectivo Metro se implementarían este tipo de dispositivos. De acuerdo con información de Reforma, esto está cada vez más cerca de ser realizad, puesto que ya se está planeando lanzar la licitación para adquirir estos materiales.

Se estima que la licitación para obtener las cámaras de reconocimiento facial que se colocarían en el Sistema de Transporte Colectivo Metro tendría un valor de 38 MDP y que se lanzaría en los próximos días.

Con dicha cantidad de dinero se esperan obtener 560 cámaras de reconocimiento facial, las cuales serán colocadas en 13 conexiones de ocho estaciones de transferencia de la Línea 1. Cabe destacar que se ha seleccionado esta ruta, puesto que es la que tiene una mayor cantidad de intersecciones con otras.

El objetivo de estas cámaras de reconocimiento facial es, primordialmente, identificar a los criminales que operan en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, así como el modus operandi que utilizan, con la finalidad de detener la delincuencia en los espacios de este transporte.

Cabe destacar que, de manera adicional, se usarán estas cámaras con con la finalidad de identificar fallas el sistema de escaleras del Metro o incluso para dosificar la cantidad de usuarios en las plataformas y el número de trenes que se envían en las horas pico, esto para hacer que el funcionamiento de dicho transporte sea mucho más eficiente y se eviten los retrasos causados por fallas en los vagones, según explica información mencionada por Reforma.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL