Mientras que algunas medidas de la nueva administración federal han sido aplaudidas por la población (como la generación de oportunidades laborales para jóvenes o la creación de programas sociales para ayudar a las poblaciones más desprotegidas), hay otras acciones que no han sido bien vistas, particularmente por las partes implicadas, como es el caso de los policías federales, quienes tendrán que pasara formar parte de la Guardia Nacional. Esta decisión ha causado mucho malestar en la policía federal, cuyos elementos que se resisten al cambio decidieron manifestarse con el cierre de los accesos de Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; sin embargo, de acuerdo con El Universal, tanto policías locales como federales se vieron enfrascados tentativa de violencia, por medio del lanzamiento de bombas de gas lacrimógeno.

El lanzamiento se dio poco después de que Omar García Harfuch, quien se encuentra al frente de la policía local, llegó al sitio para preguntar cuáles serían los eran los motivos de su desacuerdo y para solucionarlo a través del diálogo; sin embargo, en una escalada de tensiones debido a que elementos capitalinos les impedían el paso para obstaculizar la circulación en Circuito Interior, los manifestantes decidieron lanzar las bombas de gas lacrimógeno contra los policías locales, con la finalidad de hacerlos romper sus filas.

Adicionalmente, el titular de la policía capitalina comentó que 12 de sus elementos fueron capturados por los manifestantes, por lo que se buscará abrir una carpeta de investigación en contra de los implicados, además de que también se anunció que se espera la llegada del autoridades del gobierno federal, para que puedan retomar el diálogo y llegar a mejor puerto con las negociaciones.

El saldo hasta ahora es de 10 personas lesionadas, sin contar los elementos de la policía local que se encuentran retenidos, los cuales, en número, eran cuatro. Además de esto, debido a los gases, las personas que estaban en la cercanía tuvieron que desalojar las inmediaciones del AICM.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el AICM ha comentado que, pese a las circunstancias que se están viviendo en las inmediaciones, los vuelos no se ven afectados o retrasados y que, por seguridad de los pasajeros, se brinda traslado en camionetas. Adicionalmente se ha comentado que la estación de Metro Puerto Aéreo se está funcionado con normalidad.

Según datos de propio AICM, en lo que va hasta septiembre del 2019, entre viajeros comerciales nacionales o internacionales se estima que se hubo hasta 37,302,943; cifra que supera los 35,300,438 del mismo periodo del año pasado.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL