Licenciados vs Ingenieros. ¿Quiénes son más fregones?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Un eterno pleito entre algunas personas es saber qué profesiones son “mejores” para pavonearse de aquello que estudiaron. No hay carreras profesionales buenas o malas, todas son necesarias ya que aportan conocimiento para resolver conflictos en la vida cotidiana o laboral.

Seguramente conoces a más de una persona que al referirse con ella exige que le llamen por su profesión, el inge Ramírez, el licenciado López, inflándoles el ego como si la profesión por sí sola ya los hiciera unos fregones.

Lo cierto es que después de haber laborado con ambos perfiles, puedo afirmar que sí hay diferencias
significativas entre unos y otros.

Ingenio y precisión

Son las dos palabras con las que describiría perfectamente a un ingeniero. Están adiestrados para dar soluciones prácticas a una eventualidad. Su cerebro trabaja de una forma asombrosa que en un lapso corto pueden ofrecer distintas alternativas a un problema.

No les importa si el producto transmite calidez, o si es rosa o negro, tampoco les importa la experiencia que el cliente pudiera tener al comprar el producto. Ofrecen soluciones prácticas, son altamente eficaces y eficientes.

¿Quién no quisieras un jefe o un compañero de trabajo así, cierto? Aunque tiene un gran defecto que puede opacar el resto de sus cualidades, pero de eso nos ocuparemos más adelante.

Emociones y lo políticamente correcto

Una gran cantidad de licenciaturas están enfocadas a trabajar el lado humano/social. Si los ingenieros fabrican un producto, los licenciados bien podrían ser los encargados de venderlo para generar riqueza: eligen los colores adecuados, la envoltura perfecta, colocarlo en un sitio estratégico para quedar entre otra mercancía que pudiera ser complemento, crear una experiencia de compra, etc.

No es que sean incapaces de resolver dilemas. Su preparación es una mezcla perfecta para mediar las relaciones humanas en conjunto con el aporte de la propia área per se.

La diferencia abismal

En varias personas con formación de ingeniería el tacto humano suele ser frío, poco empático. Están adiestrados para pensar fríamente calculado – como diría el científico Chapulín Colorado- olvidando esa parte de las emociones, incluso menospreciándolas en ocasiones.

Cualquier trabajo necesita interacción humana y por ese simple hecho tarde o temprano habrá roces que perjudican nuestra parte afectiva, incluyendo a los propios ingenieros.

En mi experiencia laboral, cuando se trata de interactuar con ingenieros, la parte social/conductual no es su fuerte. Les cuesta trabajo resolver conflictos interpersonales y lo que bien pudo ser un granizo termina haciéndose una bola de nieve inmensa por no saber cómo tratarlo.

Esa ausencia mediadora que caracteriza a una buena cantidad de profesiones enfocadas al área social marca una diferencia significativa entre las áreas del conocimiento soft de las hard.

¿Complemento perfecto?

Sí, pero no. Todo depende del giro de la empresa o negocio. Si se trata de un bufete de abogados, para qué quieres tener a un ingeniero. O viceversa, si se trata de montar una línea de producción, un nutriólogo no podrá ayudar mucho.

Sin embargo, como todas las organizaciones se componen de dos o más integrantes, es ahí donde las profesiones se entretejen y trabajan para alcanzar un fin común: generar riqueza apoyándose de las diversas áreas del conocimiento.

En una planta automotriz hay ingenieros que se dedican a aspectos técnicos en el manejo de un software o máquina, pero también hay administradores, enfermeros, contadores, cocineros, diseñadores gráficos; en conjunto hacen que la compañía salga adelante.

Cambio de bando

¿Un ingeniero puede pasar desarrollar las capacidades de un licenciado o viceversa? ¡Por supuesto! Sólo ten en cuenta que el proceso de aprendizaje puede ser lento debido a las propias capacidades y limitaciones personales. Si tienes un perfil y te gustaría complementarlo, ¡es tu momento!

Conclusión

Una profesión puede ser superior a otras dependiendo del trabajo a desarrollar. Un ingeniero en
telemática poco o nada sabrá de leyes para sacar a una persona de prisión, o bien, un nutriólogo no
tendrá la menor idea sobre cadenas de suministro…

Las comparaciones deben hacerse cuando las condiciones, contextos y tareas por hacer son lo más
parecidas posibles.

 

Recomendación del día

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.