Holanda.- Cada vez más empresas entienden el gran valor que los clientes pueden darle a las marcas que se preocupan por integrar en sus procesos, prácticas ecológicas. Temas como responsabilidad social, marketing sustentable y eco-tendencias mantienen a las empresas en el afán de encontrar soluciones más amigables con el ambiente de producir, procesar y vender sus productos.

Marcas que tienen gran fijación en la mente de los consumidores como Coca-Cola y Starbucks han comprobado lo beneficios que reporta las rutas ecológicas para su negocio.

Levi’s ha venido promocionando una campaña orientada en este sentido, y recientemente abrió las puertas de una eco-tienda en Amsterdam, que fue hecha con materiales de rehuso con la ayuda de la agencia Como Park.

La nueva tienda se denominó ReStore por los conceptos de rehusar, rejuvenecer y renombrar. Entre los materiales reutilizados para dar vida a la tienda destacan tuberí­as de acero, bicicletas viejas y bancas de iglesia, gran parte recuperados de los viejos canales de la ciudad.

Para acompañar el lanzamiento de la tienda se realizó un video creativo que expresa la idea de renovación y reutilización que la marca quiere comunicar con esta iniciativa.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL