• La reina Isabel II envió un mensaje en el que habla sobre la pandemia de Coronavirus COVID-19.

  • En Reino Unido existen más de 42,479 casos y más de 4.,320 muertes.

  • La Reina agradeció el apoyo de los servidores de salud de primera línea del NHS.

La reina Isabel II envió un mensaje televisado en Reino Unido, y que llegó al mundo por medio de YouTube, en el que habla sobre la pandemia de Coronavirus COVID-19.

Se trata de una inusual intervención de la soberana británica, de 93 años de edad, quien sólo realiza este tipo de acciones cuando hay momentos realmente importantes para su nación.

“Les estoy hablando en lo que sé que es un momento cada vez más desafiante. Un momento de interrupción en la vida de nuestro país: una interrupción que ha causado dolor a algunos, dificultades financieras para muchos y enormes cambios en la vida cotidiana de todos nosotros”

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó hoy más de 82 mil nuevos casos de Coronavirus en el mundo. En Reino Unido, que tardó días en decretar el confinamiento, existen más de 42,479 casos y más de 4.,320 muertes.

Entre los casos se confirmó el del primer ministro Boris Johnson y el Príncipe Carlos (quien ya está curado). De este último se temía que hubiera tenido contacto con la Reina porque ella está en un segmento poblacional vulnerable por su edad, pero poco después se descartó y hoy se comprueba que su estado de salud es bueno, por medio del video.

Te recomendamos:

El mensaje

La Reina agradeció el apoyo de los servidores de salud de primera línea del NHS y demás trabajadores que están combatiendo la pandemia.

Además, dejó en claro la vital importancia de quedarse en confinamiento y agradeció a quieres hasta el momento lo han hecho, ayudando a proteger a los más vulnerables y procurando que no se extienda el virus.

“Espero que en los próximos años todos puedan estar orgullosos de cómo respondieron a este desafío, y los que vengan después de nosotros dirán que los británicos de esta generación fueron tan fuertes como cualquiera”

Resaltó que en realidad deberían verlo como una oportunidad para detenerse y reflexionar, en oración o meditación.

Y una parte muy fuerte de su manejase fue cuando mencionó que le recuerda a la primera transmisión que hizo, en 1940, con la ayuda de su hermana, cuando niños habían sido evacuados de sus hogares y enviados por su propia seguridad; dijo que muchos sentirán una dolorosa sensación de separación de sus seres queridos, pero que es lo correcto.

Finalmente, tranquilizó a la nación diciendo que vendrán días mejores.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL