El domingo se llevó a cabo el concierto #EstamosUnidosMexicanos, un evento donde grandes expositores de la música iberoamericana se dieron cita, algunos tocando en vivo y otros con mensajes de apoyo, con un fin común; ayudar a México.

Luego de los terremotos que sacudieron al país y dejaron destrucción y muerte, artistas mexicanos se unieron para realizar un concierto que fue difundido en vivo sin ningún tipo de patrocinio comercial. El motivo del evento es recaudar fondos para la reconstrucción de México. El mensaje fue claro: donar sin importar la organización, lo importante es apoyar a las labores de reconstrucción.

No es la primera vez que se utiliza el event marketing con un fin social, de hecho es un gran instrumento usado para solicitar ayuda y soporte a organizaciones no lucrativas. Ejemplo de ello son los Teletones latinoamericanos, Live Aid, Live 8, Concierto por afectados del Huracán Katrina y más que se valen de estrellas nacionales e internacionales como estandarte para solicitar apoyo.

U2 por su parte se presentó en México el martes y miércoles pasado. Durante sus conciertos rindieron homenaje al pueblo mexicano, cantando Cielito lindo, recordando a los miles de héroes anónimos y por supuesto a Frida. De acuerdo con Reforma, grabaron el video de su sencillo Get out on your own way en la azotea de Expo Reforma con detalles mexicanos como alebrijes, papel picado y catrinas.

En esta ocasión #EstadosUnidosMexicanos reunió al gran talento iberoamericano con música y mensajes de apoyo, inclusive estrellas de la talla de Roger Waters y Coldplay grabaron canciones especiales para la ocasión.

No cabe duda que el poder de la música es grande y mueve a millones de personas. El lenguaje universal puede mover corazones y es bien usado para servir de plataforma de apoyo para buenas causas.

Por varias horas diferentes hashtags relacionados con el evento se presentaron como tendencia. #EstamosUnidosMexicanos, el principal, generó hasta las 10 PM: 654,817 cuentas, con cerca de 1 millón de impresiones.

Más de 170 mil personas se reunieron en el zócalo de la Ciudad de México para escuchar a varios de sus artistas y ritmos favoritos, que iban del pop, al rock, pasando por la cumbia y algunas canciones de mariachi que acompañó a Enrique Bunbury.

Durante el concierto, algunos de los tweets más destacados fueron:

 

Varios medios transmitieron el concierto sin interrupciones y sin censura. Algunos de los cantantes aprovecharon el momento para lanzar mensajes políticos que fueron transmitidos sin censura alguna.

OCESA fue el encargado de la producción, que ofrecieron sin costo. La transmisión fue simultánea a toda Latinoamérica a través de Grupo Multimedios, Televisa y por varias estaciones de radio.