Las vending machines se han convertido en aliadas para las empresas cuando se trata de promocionar un producto ya que este tipo de máquinas suelen contener creatividad en su interior. Por ejemplo hay máquinas de libros que el engagement es atraer a los niños hacia la lectura.

Lo mismo pasa con las marcas que buscan mediante esta estrategia below the line  llegar a múltiples públicos en la calle. Cabe decir que estos artefactos suelen ser fáciles de colocar en cualquier espacio siempre y cuándo sepamos qué mostraremos y a quién está dirigido.

El negocio de las máquinas de vending facturó 2.020 millones de euros en 2015, un 2% más que en el año anterior, prolongando de este modo la tendencia positiva iniciada en 2014. Esta es la principal conclusión del Observatorio Sectorial DBK de Informa D&B.

Informa D&B vaticina que, a corto y medio plazo, el buen comportamiento del consumo privado favorecerá la actividad del sector, esperándose un aumento medio anual de en torno al 2% en el bienio 2016-2017.

El tabaco todavía es el principal activo de la industria de las máquinas expendedoras, generando por si sólo el 52% de los ingresos del sector, a pesar del descenso del 0,9% de su facturación. A continuación se situó el segmento de bebidas frías, que supone el 18,6% del total de ventas, y que en 2015 creció un 4,2%. Por detrás se sitúan las máquinas de bebidas calientes y alimentos sólidos, que contabilizaron aumentos del 6,6% y del 5,8%, respectivamente.

El vending es un sector muy fragmentado en España, donde el año pasado operaban unas 1.650 compañías, con un parque de máquinas en explotación superior a las cinco unidades cada una. De manera que las cinco primeras compañías concentraban el 10,9% del mercado.

En términos de número de máquinas, la cantidad total de unidades se mantuvo en 522.000, con un valor aproximado de 80 millones de euros, un 6,8% más que en 201

Vending machines

Fotos: Bigstockphoto

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL