Amazon sorprendió al mundo con el lanzamiento de su nueva tienda “Amazon Go“, una establecimiento que ofrece la posibilidad de pagar sin necesidad de cajeros. Básicamente, lo único que tiene que hacer el shopper es usar la app ‘Amazon’ Go para ingresar a la tienda, tomar los productos que desea y salir satisfecho.

En realidad, es una oferta bastante atractiva para los consumidores estadounidenses. Además, en el sector minorista de Estados Unidos, esta tienda —esperemos— seguramente cambiará los formatos minoristas. En un mercado que, tuvo en promedio ventas por 17.39 millones de dólares en 2016. Ese año, los perecederos fue la categoría que registró más ventas en los supermercados estadounidenses (53.8 por ciento), según datos de Progressive Grocer.

Sin duda, Amazon Go entró a un mercado prospero en Estados Unidos. A pesar de los casos de miles de cierres en el sector, los supermercados han mantenido un comportamiento estable, si hablamos de ventas. Una línea del tiempo de US Census Bureau muestra las ventas de supermercados y otras tiendas de abarrotes en los Estados Unidos durante los últimos años. En 2016, las ventas de supermercados y abarrotes estadounidenses ascendieron a más de 600 mil millones de dólares, donde The Kroger Co. dominó el mercado, generando aproximadamente 102 mil 900 millones de dólares.

En este sentido, Amazon Go tendrá que diseñar estrategias comerciales para desarrollar una oferta atractiva —más allá de la experiencia en la tienda en física— como programas de lealtad, mejores precios e incluso la reducción del tiempo de espera en otras áreas de la tienda.

En 2017, Kantar presentó una estadística sobre los principales supermercados de Estados Unidos, con base en ventas en Progressive Grocer. Según la firma, en ese año, The Kroger Co. fue el supermercado líder en los Estados Unidos, con ventas minoristas de más de 103 mil millones de dólares, seguida de Albertsons con 58.6 mmdd; Royal Ahold, 43.8 mmdd; Publix Super Markets con 34 mmdd, entre otros. En general, las tiendas de alimentos y bebidas generaron aproximadamente más de 600 mil millones de dólares estadounidenses.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL