Una de las mayores apuestas que marcas de diversas industrias han hecho los últimos años es apoyarse en el marketing de contenido y con esto generar mayor interés en el consumidor, dejando de lado la intrusividad.

Este tipo de estrategia de marketing interactivo, disciplina perteneciente al BTL, se encarga de crear y distribuir contenido de diversa índole, de tal modo que sea relevante para el usuario, y al mismo tiempo le permita a una compañía generar engagement y así propiciar también un call to action en el consumidor.

Según cifras de Statista, al término de 2017 los ingresos por servicios de content marketing alcanzaron los 32,100 millones de dólares.

Hacia una distribución eficiente de contenido

Si bien cada empresa o marca define el tipo de contenido, así como los formatos y medios de distribución que más se apeguen a sus objetivos de negocio, hay algunos que suelen ser más efectivos y convenientes para las empresas.

De acuerdo con el Content Marketing Institute, este año la distribución de contenido fue más efectiva a través de los siguientes 3 formatos:

  • Email: 74%, medio por el cual se pueden hacer llegar newsletters, correos de bienvenida, promociones, estados de cuenta, entre otro tipo de contenido.
  • Blogs: 45%, formato en el cual se presentan piezas en texto, audiovisual, imagen fija, podcast y otros.
  • Redes sociales: plataformas como Twitter, Facebook, LinkedIn, Instagram, son algunas de las redes que facilitan no solo la distribución de contenido, sino también de que los usuarios contribuyan al número de impactos y otras métricas al compartirlo y comentarlo.

Pese al a importancia que tiene esta estrategia de marketing interactivo, aún existe un alto porcentaje de empresas que no hacen uso de ella, o simplemente no la conocen a detalle. Datos de WeAreContent indican que solo un 34 por ciento de las empresas en el mundo consideran que tiene un alto conocimiento y madurez sobre content marketing.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL