En México, las empresas que ofrecen productos y servicios financieros en línea están comenzando a dominar en el comercio electrónico. Entre los principales servicios podemos encontrar: crowdfunding, lending, sistemas de pagos y remesas, otorgamiento de seguros, entre otros.

En los últimos años se ha buscado la regulación de estas empresas para brindar protección a los usuarios que utilicen productos y servicios con tecnología financiera

En 2018, el expresidente, Enrique Peña Nieto, promulgó la Ley para regular a las Instituciones de Tecnología Financiera (Fintech). Sin embargo, algunos especialistas consideraron esta iniciativa como muy temprana, ya que el sector se encuentra en pleno desarrollo, pero también hay quienes observaron esta estrategia como una manera de fortalecer la legalidad de las startups que operan en esta industria.

Sin embargo, la Ley considerada un modelo a seguir por otros países de América Latina tiene pocas empresas interesadas en apegarse a la regulación, debido a que “consideraron excesivos y costosos los requisitos para apegarse a la Ley”, según reportes de El Universal. Se prevé que 500 empresas que operan en México deben cumplir con la Ley, sin embargo se estima que no se llegará ni al 50 por ciento.

Conekta, el servicio de pagos electrónicos, es una de las marcas que ha decidido no alinearse a la regulación fintech, ya que consideran que en este momento operan como agregador. “Nosotros somos supervisados como agregador por la CNBV (Comisión Nacional Bancaria y de Valores). Por el momento no estamos aplicando a la ley fintech”, señaló Héctor Cárdenas, fundador y director ejecutivo de Conekta.

Señaló que muchas startups no están pudiendo con los requisitos, por lo que estarán muy atentos con lo que sucederá luego del 25 de septiembre, fecha limite para las empresas que quieran ingresar su solicitud ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL