Desde hace ya un par de años, los artesanos fabricantes de pirotecnia, han atribuido las frecuentes explosiones accidentales al material de poca calidad que se importa de China; sin embargo no han dejado de trabajar asumiendo los riesgos.

Tan solo del 2007 al 2018, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), destruyó 47 mil 738 toneladas de material pirotécnico ilegal, es decir, que no contaba con los permisos y acreditaciones para ser introducido al país. Del mismo modo, en el periodo 2012-2018 fueron suspendidos 370 permisos.

Así mismo, durante el mismo periodo, fueron registrados cerca de 200 accidentes provocados por estos materiales, motivo por el que Sedena impuso 4 mil 961 multas a fabricantes de pirotecnia que almacenaran estos recursos dentro del país.

Explosiones accidentales por pirotecnia

Según datos publicados por El Universal, hay una registro de 165 explosiones accidentales provocadas por material pirotécnico que potencialmente, pudo haber llegado de China; esto del 2012 al 2018. En este periodo, cerca de 244 personas murieron y 894 fueron heridas.

Al respecto, una artesana de pirotecnia que ha sido testigo de estos accidentes, señaló que “los materiales vienen contaminados y por eso las explosiones se incrementan”, añadiendo que anteriormente, la gente podía incluso almacenar estos productos dentro de su casa sin riesgo de accidentes y que en la actualidad, aún con la mecha de seguridad y por defectos en el clorato de potasio, la seguridad ya no es garantía.

Sin embargo, América Latina no deja de ser el segundo continente productor de pirotecnia, y siendo así, las importaciones no serán detenidas. Tan solo entre 2010 y 2015, la Secretaría de Economía reportó un incremento del 110% en importación de materiales para la fabricación de pirotecnia, todos provenientes de China.

Por lo anterior y con el fin de reducir los riesgos de accidentes, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, exhortó al Imepi y a los locales de Protección Civil a tomar las medidas pertinentes para evitar registros mayores de estas catástrofes.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL