• Una sucursal de telas Parisina habría cerrado su tienda sin mayor explicación a sus empleados, sin liquidarlos.

  • Diversas compañías a nivel internacional han tenido que ajustar sus equipos.

  • La tienda se suma a una lista de cierres en México ante la crisis derivada de la pandemia.

Los cierres en tiendas son una nueva constante que no solo afectan a las empresas, sino a  los trabajadores que mantenían a sus familias con esos ingresos.

Diversas compañías a nivel internacional han tenido que ajustar sus equipos, bajo la premisa de quedarse con menos elementos para ejecutar el mismo o mayor trabajo. Esto alcanza a pequeñas, medianas y grandes empresas. Para muestra se puede mencionar el reciente caso de Booking, Starbucks, Walmart, entre otros.

En México, la Ley exige un monto de liquidación de al menos tres meses del salario que percibía el empleado, por concepto de indemnización, además de 20 días de sueldo por año de servicios prestados, partes proporcionales de aguinaldo, vacaciones, prima vacacional, etcétera.

La Ley es clara con estos temas y en medio de la pandemia nada cambia, el trabajador que no reciba estas atención por parte de sus empresas, puede acudir a la Procuraduría Federal del Trabajo, entre otras instancias que lo asesoran y manejan su caso.

Sin embargo, esto no parece ser claro para la administración de una tienda de Parisina, acusada de cerrar sin mayor explicación a sus empleados y además negarse a brindarles sus liquidaciones correspondientes.

Te recomendamos:

Se trata de una sucursal en Tepeji del Río, caso reportado desde Criterio Hidalgo, por el periodista Miguel Ángel Martínez, quien contactó a trabajadores que narraron que la semana pasada la sucursal bajó sus cortinas, sin avisarles ni liquidarlos.

Este es un ejemplo de lo que no deben hacer las compañías aún cuando es comprensible que sus ingresos bajen en medio de la crisis. La Ley en México dicta que los empleadores que despidan a sus colaboradores están obligados a pagar el 100% por ciento de la liquidación aún en suspensión de actividades, pagar una indemnización o llegar a un acuerdo.

La compañía pasa por un mal momento, pues también cerró sus puertas tras 15 años de existencia en Chihuahua. En contraste, empresas como Cinépolis y Cinemex también tienen problemas financieros y están cerrando salas en México, pero siguiendo la Ley, tal cual deberían hacer todas las compañías. Hasta el momento la marca no ha emitido comentarios sobre el caso.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL