El focus group es una efectiva técnica de sondeo de mercado que permite conocer la percepción del consumidor a través del diálogo entre un grupo de personas.

Este método de investigación fomenta la participación del grupo para tener una versión real de su experiencia como consumidores en torno a un producto o servicio particular. Realmente no hay restricciones para decidir cuál, puesto que cualquier bien comercial puede ser el objeto de estudio.

El focus group representa una forma de acercarse el consumidor naturalmente para preguntarle cómo se siente ante aspectos específicos de tu marca y de la competencia, lo cual te permite recabar información comparativa en función de mejorar oportunidades.

No obstante, será preciso que elijas a los asistentes de manera correcta, puedes basarte en un perfil que embone con tu marca y que muestre una tendencia de consumo por la gama de productos que ofreces.

Las preguntas que debes plantear en el focus group

Es importante que previo a este focus group, una investigación exhaustiva ya haya sido realizada; puesto que aunque este panel te dará respuestas especificas, no hay como la investigación profunda para conocer lo que el consumidor prefiere y cómo se comporta ante sus opciones.

Una vez que existen bases completas sobre tu target, podrás recurrir a esta técnica en la que puedes implementar todo un cuestionario que te dará las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿El producto o servicio que estoy ofreciendo es rentable?
  • ¿Qué edad tienen las personas que consumen el producto?
  • ¿Estas personas son hombres o mujeres?
  • ¿Qué nivel educativo tienen los consumidores?
  • ¿A qué se dedica este sector?
  • ¿Qué ingresos económicos son necesarios para solventar el consumo de mi producto?

Una vez que esta información está concentrada, podrás trabajar en acciones que te permitan mantener al consumidor satisfecho y leal a tu marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL