Por: Arturo González Salas
Twitter: @Artglez

Cuando una campaña ha funcionado, vemos que sus resultados son oportunos y satisfactorios, comienza el efecto de bajar la guardia, nos corre anestesia por las venas y  la campaña se tambalea al ritmo del paso de la Risa en Vacaciones (en todas sus versiones).

Es importante saber que en la cima creativa y comercial se debe estar preparado para el siguiente paso. Hace tiempo un conferencista en Durango le preguntaba a su auditorio: ¿Qué harí­a si le entrego ahora mismo un millón de dólares? El silencio en la sala delataba 2 condiciones, la primera, no estamos preparados con proyectos ambiciosos; la segunda, “existe talento, lo que falta es apoyarlo” y no solamente con dinero.

Más de Arturo González:
5 puntos para reconocer Polí­ticas Estúpidas
Relaciones Internacionales: La Malinche y Quetzacóatl

Una campaña exitosa es equiparable a un buen encuentro sexual, cuando el coito ha concluido existen diferentes pasos, van desde la retirada, el apapacho, hasta la indiferencia.

Le aconsejo que al estar en la cumbre de un BTL efectivo, contemple lo siguiente:

  • Acto de contrición: el éxito parece ocultar las fallas, es preciso hacer una evaluación quisquillosa para saber las razones por las que se obtuvo un buen resultado. En este punto le aconsejo analice si es conveniente democratizar la evaluación o hacerla desde su verdadera oficina móvil, su cerebro.
  • Capitalización: La gallina sólo cacarea cuando pone el huevo, es decir cuando es un logro, no lo hace antes. Las agencias y profesionales del BTL pueden lograr un plus al enlistarse en premiaciones, publicar sus logros y presumir sus clientes en las plataformas que tengan contempladas. Aprovecho para felicitar a los ganadores de la Premiación de InformaBTL. ¡Enhorabuena!
  • La chistera por favor: después de una campaña brillante, es necesario una reunión de trabajo para definir si hay una segunda parte. Otorgue a sus clientes la opción de continuar con usted, la forma más segura es trabajar como mago, sacándose siempre un as debajo de la manga.

El sexo es un arte, el BTL suele convertirse en una labor de delicadas confecciones, recuerde que nuestros ancestros se han apoyado en varias publicaciones y rituales para alargar el encuentro, hacerlo placentero, motivar el deseo y llegar al clí­max,  similar a lo que busca una marca al contratar nuestros servicios de marketing.

Cierro citando al poeta francés Louis Charles Alfred de Musset: “Lo realmente importante no es llegar a la cima; sino saber mantenerse en ella”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL