Este artículo tiene 1.110 vistas

Imprimir

Posted in:

La primera S del marketing sensorial

“No hay nada en la mente que no haya estado antes en los sentidos.” Aristóteles.

En una columna anterior les presente mi propuesta de las 3S del marketing sensorial. Ya que varias personas me han preguntado sobre el tema, he decidido escribir un poco más acerca de cada una de las Ss.

Esta semana es el turno de la primera de las Ss, las Sensaciones.

Las Sensaciones son todos los estímulos que percibimos e influyen de forma positiva o negativa en nosotros. Las sensaciones también son conocidas como procesamiento sensorial.

El procesamiento sensorial convierte los estímulos en información y esta información se transforma en conocimiento que sirve al consumidor para satisfacer las necesidades que tiene.

Los clientes tienen que dejar de ser vistos como clientes, tenemos que empezar a considerarlos como seres sensoriales, que experimentamos el mundo a través de los sentidos. No todos experimentamos el mundo de la misma manera. Es por eso que los medios masivos no son a veces tan eficientes como las estrategias dirigidas a ciertos segmentos.

Es imposible que todos decodifiquemos la información de manera similar y decidamos lo mismo. La percepción es el elemento que define nuestra actitud y, por lo tanto, el comportamiento de los consumidores.

La percepción es una interpretación significativa de las sensaciones

Percepción, es la impresión del mundo exterior alcanzada exclusivamente por medio de los sentidos.

No existe el consumidor 100% racional. Nuestros comportamientos siempre son influenciados por nuestras emociones. Al tomar una decisión o realizar una elección siempre ponemos en juego nuestra emoción y razón.

Las sensaciones o estímulos sensoriales incluyen elementos que se refieren al producto, tales como la textura, el aroma, el color, el sonido al abrir el empaque, el peso y por supuesto el sabor. Y elementos que se refieren al PDV, tales como la temperatura del lugar, la música ambiental, los sonidos ambientales, el aroma, los colores, iluminación y texturas dentro del espacio.

Es por eso que el Marketing Sensorial se divide en dos, Marketing Sensorial del producto y Marketing Sensorial del punto de venta. Para que una marca sea poderosa debe de utilizar elementos sensoriales en ambas.

Escrito por Pablo Mercado

Especialista en marketing sensorial y emocional, fundador y director de Sensori-K @sensorik

127 posts