Este artículo tiene 105 vistas

Imprimir

Posted in:

10 cosas que aún no sabes del perfil de un Maestro de Ceremonias

Cuando tu mundo es un evento y vives para el público debes saber que tu trabajo va más allá de ser simplemente un conductor. Eso ya no importa. Trata de ofrecer alguna de las siguientes cualidades para ser un éxito absoluto.

Seguramente en algún punto de tu carrera te dijeron que eras el conductor del evento y que tenías las responsabilidad de hacer del suceso algo agradable para los asistentes. Bien. Perfecto. Un evento ­—en ocasiones— depende en gran medida de la destreza del Maestro de Ceremonias.

Una de esas habilidades es que debe conocer a detalle la programación de la ceremonia, dado que, sin una buena organización el trabajo de una vida (de los involucrados) se puede ir al traste.

El trabajo de un Maestro de Ceremonias se ha vuelto más riguroso por eso, aquí te decimos qué cualidades debes tener para ser un éxito absoluto.

Alto nivel cultural

Es ineludible que el Maestro de Ceremonia goce de una rica cultura general, sobre todo que cuente con conocimientos en el tema en que se desarrolla.

Dominio de manejo de grupos

Es importante que sepa manejar desde grupos pequeños hasta una multitud. Además, debe ejercer la tolerancia y el respeto ante el público presente.

Experiencia en manejo de grupos

El Maestro debe vigilar su tolerancia y respeto, además debe influenciar esa misma actitud en el público presente.

Expresión verbal y elocuente

El responsable debe transmitir sus ideas efectivamente. Para lograrlo debe tomar en cuenta su: claridad, precisión, objetividad, oportuno e interesante.

Proactivo

Este punto marca que debe asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan, no se trata solo de tener iniciativa. Sino de decidir en cada momento lo que va a suceder en el evento y cómo va a suceder.

Puntual

En un evento la regla de oro es la puntualidad. Para el Maestro de Ceremonias es necesario tener esta cualidad en su personalidad, dado que, le permitirá tener orden y eficacia en su actividad durante el evento.

Discreto

No se trata de ser reservado, sino que el anfitrión actúe con prudencia y sensatez para en caso de que surja un inconveniente este tenga tacto para hablar en un momento dado.

Minucioso en los detalles

Nada más hay que recalcar que cuide los detalles del escenario, y sobre todo de sí mismo, por ejemplo su imagen personal.

Excelente comunicador

Un Maestro de Ceremonias con una excelente comunicación verbal y no verbal fácilmente podrá inducir y persuadir a adoptar determinados comportamientos o actitudes.  Sin embargo, debe manejarse con respeto hacia el público. Una habilidad primordial para lograrlo es la oratoria.

Persuasivo

El Maestro de Ceremonias debe manejarse con seguridad y elocuencia. Además, la persuasión debe ser su habilidad principal con ella podrá detectar grietas en las conductas de las personas y convencerlas en tomar una decisión.

Líder

Un Maestro de Ceremonias con vocación de servicio es lo que todo evento necesita. La capacidad de resolver problemas entre asistentes o inconvenientes en la organización pueden ser muy útiles.

Conoce al público

Una de las ventajas competitivas que puede diferenciar a un Maestro de Ceremonias frente a sus competidores es que pueden ofrecer una atención personalizada. Él puede conocer directamente al público, lo que hará que confíen más en él y deseen escucharlo.

Si deseas participar en el ranking de Agencias Especializadas en Eventos 2017 de InformaBTL participa llenando el siguiente formulario.

Escrito por Guillermo Cortés

LCC | Editor web en #InformaBTL | Experto en estrategias y tecnologías de marketing y comunicación.

Follow

390 posts